Soles ponientes


Paul Verlaine (1844-1896), Metz, Francia


Un alba debilitada
va derramando en los campos
la tenue melancolía
de este sol en el ocaso.
Viene la melancolía,
y acuna con dulces cantos
mi corazón, que se duerme
con este sol del ocaso.
Como soles en las playas,
desfilan sueños extraños,
que llenan el horizonte
de fantasmas encarnados.
Vienen sueños melancólicos,
y desfilan sin descanso,
igual que los grandes soles
ponientes, en el ocaso.



Versión de Esteban Torre
En 33 poemas simbolistas, Visor Libros, 1995

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s