3 poemas de Anna Francisca Rodas

RODAS IGLESIAS
Anna Francisca Rodas Iglesias / ©Archivo privado

De la poesía de Anna Francisca * dice el poeta peruano Johnny Barbieri: «Su inserción a lo más profundo del ser parece develar una idealización de la esencia. Mirar así sólo hace que habitemos, de una u otra forma, la poesía más honesta». Aquí una muestra:

Podrás decir

No todos los pájaros están preparados para la tormenta

huyen del campanario
antes del amanecer, huyen,
juegan a inscribir el misterio, y mueren
sin una tumba,
sin un nombre
sin el epitafio de los mortales.

Es posible la nada:

los peces en el hueco de las manos
los peces en los nidos
el ocaso prendiéndose alrededor de las carencias
el universo del instinto,
tus ojos,
tus ojos que interrogan el susurro
para llenarme.

Desaprendo los pasos, el ritmo
donde absuelven los cristales gota a gota
la ceguera de la lluvia

para cuando todo falte, ir lejos
… Lejos

Podrás decir que me gustaba el silencio
que no pude detener el vuelo de los peces
ni la precisión de los relojes,
cuando entiendas de renuncias
Podrás decir:
Siente el otoño,
los pájaros
los peces,
han huido

Todo está escrito en mí

Yo reconozco los signos del desierto,
el dolor de estar sola bajo otra lengua
en una ciudad inexistente.

Yo me reconozco
como profecía escrita a fuerza en la sangre
y amo las palabras que se conjugan (sin saberlo)

Todo está escrito en mí:
Mi naufragio,
mi herida,
el ramo de besos que he negado
y la palabra -Nunca-.

Hoy, tengo frío
y guardo la voz como limosna de nadie
a otra boca sedienta,
y leo libros que no acaban nunca de escribirse
en una ciudad triste donde no me hallo.

Noviembre
transcurre
mientras, recobro el destino de mi idioma
y el derecho a estar tristes
para abrazarnos…

Y así

como aprendimos a pronunciar palabras,
nosotros, los hijos del tiempo
aprendimos
a
revelarnos entre lenguas
de fuego y sal
ante el árbol herido

A la caza
nos resguarda
un precipicio
donde
crece la flor

Tierra fecunda
nosotros para la flor
ante la última línea

Nosotros
otra línea
en las manos

…en otras manos

 

De Como llama que se eleva. Antología de mujeres poetas del Caribe colombiano. Ediciones Exilio, 2017. ISBN: 978-958-59592-3-1

***

Anna Francisca Rodas (Puerto Mosquito, Cesar, Colombia ,1968). Ha publicado los libros de poemas: Obsidianna, 2010; y La soledad de las clepsidras, 2014. Algunos poemas suyos han sido traducidos al italiano, inglés y rumano. Miembro de la Corporación MECA (Escritores y Artistas de Medellín). Es presidente de CADELPO (Casa del Poeta Peruano) en Colombia. Coordinadora del Área Metropolitana de Medellín, Antioquia, para el Parlamento Nacional de Escritores de Colombia.

Poemas suyos han sido publicados en Piedraluna, 2010; Como verdes guitarras de eucaliptos, 2011; Ontolírica del viento, 2012; Poetas en el Equinoccio Día Mundial de la Poesía, 2013; Antología Poesía Colombiana del Siglo XX escrita por Mujeres. Tomo 2. Poetas nacidas a partir de 1950, 2014; Antología Internacional de Mujeres Poetas “Grito de Mujer”, 2014; Vértice de Encuentros 86 Poetas en los Vientos del Lago Azul, 2014. Obtuvo accésit de reconocimiento en el III Concurso Nacional de Poesía Inédita Meira Del Mar, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s