Poesía cubana. Aleisa Ribalta

aleisa-ribalta
Aleisa Ribalta Guzmán / Archivo privado

Piedra Blanca

Éste es un poema para inventar a Ulises,
para ponerlo a prueba,
como siempre.

Sabe que estoy sentada frente al mar,
que oigo cantar a las gaviotas,
pero no vuelve.

Ulises no llega. La última vez nos amamos
en este motel de la costa
sin ventanas.

Éste es un poema donde estoy sentada
sobre piedras blancas
que no lo son.

Todos los peces que encallaron aquí
perdieron el camino al mar,
sedimentados.

Sobre los esqueletos de miles de peces
se formó la arena blanca
de esperar.

Ulises, estoy en Piedra Blanca. Honda
la bahía, frente al mar
¿lo recuerdas?

Sakura

Al cerezo del patio
le queda casi nada
cuerpo-tronco magro
nido que nadie habita
ni urraca ni ardilla
En verano disputada
propiedad forestal
hoy desalojo climático
Todos se han ido
El cerezo perdura
¡Ah! pero el globo
llegado ayer sin más
de no se sabe dónde
prendido a sus flancos
diciéndonos que al viento
flotar le torna digno
le da al pobre cerezo
un aire juvenil
travieso
necesario
en medio de la nieve

Fisión

Y nosotros, ese pedacito,
colgando de un todo enorme.
Y aquellas cargas, tan opuestas,
atrayéndose sin más ley que
lo inevitable.
Y partículas buscando a otras,
que siempre las hubo
y las habrá.
Y la materia
indestructible
queriendo transformarse
que es lo suyo,
de un estado a otro,
y rechazando lo perenne.
Y el átomo con el núcleo
sin poder mñas que seguir
las cuatro leyes
fundamentales.
Y la gran Fuerza
que todos sabemos ineludible.
Girar alrededor, vencer
y fisión contra fusión…
Se va a la mierda el núcleo,
estalla en cadena
lo que ya no es átomo
pero busca
eso que sin ley
llamamos libertad.
Es válido el átomo liberado
de toda fuerza.
No le juzgue a nadie
el deseo de estallar.
Que su búsqueda es
la verdad de lo minúsculo
cansado del todo.
Lo pequeño se rebela
porque también es bello.
Cada partícula es
la libertad en sí misma.
El todo, la dictadura más férrea.
Que se lo digan al sol
que desde el núcleo se rebela.

Talud

Ah, eso de caer, tirarse toda,
tanto miedo a tanta altura.
El vértigo por fin ya, conquista
de despeñarse despeñada.
Ana cayendo, Ana al vacío
desde la ventana sorda
de ese rascacielos tirándose
tirada, caída, empujada.
Ana queriendo sangre
mucha sangre, más sangre
cada día, sangre de pollo,
sangre de mujer, sangre
de cualquier criatura
manchada o reinventada.
Ana hormiguita incansable,
pintando cuerpos de grana,
mutilando para crear
sin saber que un día el suyo,
minúsculo y sin levitar,
estaría completamente rojo,
reventado.

Ana que no murió
“de dos y dos son cuatro”
porque la tragedia de Ana
era la de querer crear
un universo totalmente suyo.
Algo desde donde poder
tirarse ya, despetroncarse,
que le supieran ella,
tanto que decir tenía.
Ana diciendo: ahora van a ver
por fin de lo que soy capaz.
Y yo queriendo escribir
estos versos inválidos,
dándoles mi voz para que
al fin sepas mientras
escucho la voz de Ana
cayendo al vacío reventada
en su penúltimo grito,
ya susurro
que me dice: dale, salta.

***
Aleisa Ribalta Guzmán (La Habana, 1971). Estudió Ingeniería en Telecomunicaciones, especializándose en Programación de Aplicaciones y Sistemas en IBM y tiene un Máster en Relaciones Internacionales otorgado por la Universidad Autónoma de Barcelona. Trabaja como profesora de asignaturas demasiado técnicas y muy lejanas a la literatura como: Diseño de Interfaces Gráficas, Diseño Web y Programación. Reside en Suecia desde hace ya casi veinte años. Sin embargo, escribe desde siempre poesía y piensa que los lenguajes de programación son también un modo de entender la comunicación y la literatura como forma vital de expresión. La poesía no ha sido la única pero sí una de las mejores fórmulas para sostener su exilio. Se considera una lectora vehemente, antes que nada. Escribe prosa esporádicamente, guarda inéditos algunos cuentos y ensayos. Junto a otros creadores participa en proyectos de difusión de la lectura y la cultura en general. Talud es su primer poemario publicado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s